Rexonalismu/Nacionalismu/Asturianismu

2 Comentarios

Sin embargo, amanez güei cola noticia nos periódicos asturianos (LNE y LVA) de que Juan Morales, el d’IDEAS, ta por pautar con Revilla (el que yía presidente de Cantabria) un alcuerdu eleutoral pa dir n’andecha a las Cortes Xenerales. Tamién diría Ciutatáns de Catalunya. 

Dicen ser rexonalistas. 

La verdá’tis que personalmente nunca touve mui clara la diferencia ente nacionalista y rexonalista.

You camientaba una xuntanza ente PAS, la URAS (que tamién son rexonalistas, lo que son las cousas) ya IDEAS, siendo IDEAS una marca a nivel local (nos conceyos). Pero paez ser que non, nun se xuntan.

Los caminos de la política (cumo los del Señor) son inexcrutables.

Pero paez ser que IDEAS vei atropar, nun solo sitiu na Xunta Xeneral, ensinon tamién nel Parllamentu (de parllar, ¿non?) estatal; el Senáu ya’l Congresu los Deputaos.

Bono, el casu’tis que de tolos partíos esos el políticu más conocíu’tis’l carismáticu Revilla. Un Showman dafechu; que-y entra la llouria col tema l’AVE, ya axina yía’l meyor amigu d’Asturias cumo mete unas coraladas. Supuengo que son cousas de la política, pero pautar con esi páxaru… Nun veo bon tratu.

Pa min, la dereicha patria había xuntar nuna coalición de trés: PAS- URAS ya IDEAS (coalición de dellos partíos d’ambétu local). Ya inda asina, igual nun entraban na Xunta Xeneral.

Muncho se fala de la xuntanza; pero la xuntanza sedría un procesu mui llaboriosu. Ya cumo too nel mundu las ideas, las ideoloxías ou la política, cadún tien el sou puntu vista. Ya bien, you caltengo’l de miou.

PAS-URAS-IDEAS -ya esto yá yía política-ficción, pue formase un pataqueiru- había trabayar nel sou espaciu políticu col fin de que UPyD nun goliera las instituciones. Ya amás face-y frente al PPSOE.

Pa outru día falamos de la más complicada Izquierda asturianista. Muncho más complicada…….

¡Cayimos de la burra! (I)

Leave a comment

Que’l País Vascu-y da milenta vueltas a Asturies en too ’tain’t cosa pa impresionar. Nun fai falta más qu’arimase un fin de selmana a esi país.

Nun’tis solo la fiscalidá, la política, la economía, las carreteras, los servicios, el pesu nel conxuntu del estáu nin el nivel de vida: yá sólo amerita con dir a prebar la so gastronomía.

Y agora descubrimos la so sidra. Pero tamién podíamos falar del so txacolí. Sí ho, el so vinu patriu. Por nun dicir un res de la so alta cocina, de prestixu mundial, pol so nivel d’ellaboración y calidá de materia prima. Namás basta con mirar el númberu de cocineros famosos.

País Vasco, güei decatamonos (o decataronse dalgunos) de que tamién tienen sidra. Y de que nel mundu, la que pinta’tis non lo asturiano ensinon lo vasco. Polo menos eso lo reconocen alemanes, americanos y británicos. 

Gran consuelu que palladares tan esixente faigan esa afirmación… Pero ehí queda’l datu.


Teo que dicir que, en comparanza con Gipuzkoa, Asturies produz un frutu pa la sidra, una mazana de muncha meyor calidá, lo que llamen meyores grupos técnicos. Y qu’equí, a lo menos pa dar sovenciones -velequí un defensor de la sovención, que quede bien claro- n’Asturies esixen más (esto’tis, producir meyor) que Gipuzkoa. Quede claro.

A poco que la xente arime’l focicu, tamién la industria siderúrxica asturiana produz metal de meyor calidá.

 A quien-y guste’l fúbol, decatarase de na selección española campeona había dos xugadores vascos y otros dos asturianos… pero nengún de los dos xugadores asturianos xuegan n’Asturies. De fechu, dos xugadores d’esa selección xuegan nel País Vasco. Otru datu: n’anterior eurocopa había dos asturianos y unu vascu.

Sicasí, nengún equipu asturianu tien ganáu nengún títulu, pero ehí ta l’Athletic y la Real Sociedad.


Tenemos meyor mazana, producimos meyor metal, y xugamos meyor al fúbol; pero ellos faen meyor sidra, salieron antes y meyor (y son un polu industrial) de la so crisis estructural, y amás, tienen meyores equipos.

Dalgo taremos faciendo mal los asturianos…


Un datu a la par: nos índices en nivel educativu Asturies y País Vascu siempre converxen. Pero ’tain’t asina si falamos d’IDH nin de Renta per Cápita, unde’l País Vascu superanos de manera folgada.

Nun quiero dicir nada del nivel de paru nin de la capacidá emprendedora del pueblu vascu en suelu vascu.

 

 

Del Saḥara Occidental

1 comentariu

D’esto igual me caen unes bones osties. Pero dígolo de total corazón. En serio. De veres. Con tol alma.

Si la ONU (un organismu que bono, en fin) diz que dell Saḥara Occidental -l’antigua colonia, anguaño esplotada en réxime neocolonial pol capital español- había facese cargo España, qué coyones, pues sí. Y más cuando ta ocupada por un estáu como’l marroquín; un estáu catalogáu como non democráticu, unde’l rei reina y gobierna.

Del Reinu Borbón al Reinu Alaüín, en fin, pero qué más da. Val más en manes españoles qu’en manes marroquines, y conste que nun teo nada en contra del país musulmán. De factu, yialo tamién el Saḥara.

A nós, al Reinu d’España diba veninos perbien acoyer al Saḥara. De mano, diba meyoranos la conciencia (bono, a dalgunos). Arriendes, díbamos tener unos 300.000 musulmanes más… llaicos.

Eso ta bien. 300.000 persones llaiques, taba bien pa la cultura d’esti país.

Y había que facer al árabe llingua oficial. O facé-y una llei d’usu,
bon. Protexer, en too casu. Pero de xuru qu’a la población saḥaragüi
diba di-y meyor que nuna dictadura. ¡Tarían n’Europa!

Y que non, qu’España ’tain’t la panacea. Pero bono, dábase-ys una autonomía, y tan contentos. ¿Nun tán xusto en frente Les Canaries cola so autonomía? Home, pues eso.

Ya depués, qué nun tamos agusto nenguna de les partes contratantes, pues nada hom. Cola sida que foron colonia, independizámoslos.

 Sicasí, claro, ta Marruecos. El meyor amigu del mundu de los Estaos Xuntos. El meyor amigu del Saḥara nel mundu’tis l’Arxelia. ¡Qué pena que’l Saḥara nun cayera  en manes franceses! O meyor entá ¡Britániques!  Por embargo, cayó nes españoles, y nós vendimos a la población saḥaragüin por un mozadín de fosfatos (pa cha-ys a les berces) y por unes milles de pesca.

Bono, a les berces hai que dicir que cuando se semen. Poro, al llantar ocalitos tas salvando la vida a un saḥaragüi. 

Non’tis mentira. ¡Menuda banalidá! Los saḥaragüinos en manos de los opresores marroquinos y yo equí con estes pintes…

Pues ZP, nin los encesos del PP (que bien dieren la murga colo d’Iraq ¿úles, les armes de destrucción masivo?) pero los medios presenten lo del Saḥara como una custión de la xente d’esquierda.

Non ho. Yo marco la cuestión como un tema de señaldá imperial. Pero cuando se trata d’esa excolonia ¡perdón! Aínda colonia… ¿úlos?

 travel-picture-africa-morocco-sahara-dunes-alexbip.jpg

Poro, yo sofito la integración del Sáḥara Occidental nel Reinu d’España. Porque España’tis un estáu opresor y españolista… pero Marruecos’tislo muncho más.

Cultura d’Asturies/Cultura n’Asturies

Leave a comment

Actu primeru: La Llaboral Ciudá de Cultura. Macroproxectu del Presidente (y del so equipu) Álvarez-Areces.

Fala…. El gran Boni Ortiz, un xenial dramaturgu y home de teatru (poro, de cultura)

Palabres clave: Perres, perres, perres.

Ehí va l’artículu:

«Lo que pasa en Laboral que lo sepa el mundo», dijo Moreno

Es el momento de pasar a la acción y «okupar» el patio de la Laboral con piezas, músicas, acciones, canciones y talleres

 
Enviar
Imprimir
Aumentar el texto
Reducir el texto
«Lo que pasa en Laboral que lo sepa el mundo», dijo Moreno

«Lo que pasa en Laboral que lo sepa el mundo», dijo Moreno

BONI ORTIZ Ya nos gustaría saber a todo el mundo lo que pasa en Laboral. De momento, lo que se sabe es la última ocurrencia para el teatro y, desde entonces, uno no sale del asombro. Según parece, la productora Kulteperalia de José Luis Moreno quiere programar, de aquí a fin de año, «Cenas con las estrellas». A saber: la gente que vaya a Laboral podrá comprar, además de la entrada para ver el espectáculo, una cena en la que compartirá cuchillo y mantel con alguno de los artistas de la función vista. Según parece, no se trata de ir en familia a ver a «Los Lunnis» y que luego, junto a Lublú o al Profesor Lutecio, los nenes se coman unos Happy Meal, el papi un Big Mac y mamá un Mac Fish, con abundantes patatas de luxe. Ni tampoco cenar un cocidito madrileño cuando pongan «La Venganza de la Petra» de Carlos Arniches a primeros diciembre (estrenada hace ya cuatro años), con Isabel Pintor, Andoni Ferreño y el propio José Luis que la dirige, artísticamente hablando. Ni pollo frito al estilo de Kentucky, después de ver el musical «Míticos 70», con Miky (el de «Los Tonis»), Jeannette (la de «Los Pic-Nic»), Tony Ronald (el de los «Kroners») y Lorenzo Santamaría (el de los «Z-66»). No.

José Luis Moreno -seguramente muy contento por el reciente ascenso de su amigo Alfredo Pérez Rubalcaba- explicó el proyecto flanqueado por Alejandro Calvo, director gerente de Recrea, José Luis Álvarez, presidente de la Asociación de Hostelería de Asturias, Pedro Morán y Koldo Miranda, los dos cocineros «Michelin» de Asturias, además de Noelia Menéndez, responsable de la Sociedad Regional de Turismo, a la que le tocó invocar cifras de visitantes a Laboral. (Espero que alguna vez digan cuántas regalan en las cercanías del rastro, como las dos que me dio a mi un discreto caballero, para la función del domingo 19 de septiembre de Pedro Ruiz).

Otra cosa que resulta curiosa es la sensibilidad operística y cultural de la propuesta que nos ocupa. Ya sabemos quién cocinará en «Tosca» y en «Aida» y, sin embargo, es imposible saber cuál es el reparto, los cantantes, la orquesta (si la hay, que igual es una grabación), la dirección musical y escénica, etcétera. Sabemos que sus menús estarán inspirados en ese «arte tan bonito que es la ópera» y que será en el Salón de Pinturas donde cenen los señores y señoras, sentando en su mesa a los faranduleros para que coman caliente, como hacían los marqueses hace siglos. O los rentistas, estraperlistas y señoritos falangistas en los años cuarenta.

Pero no se preocupen. Es de historia saber que la farándula, en lo concerniente a comer, no exige mucho, como ya bien dijera en los primeros años del siglo XVII Agustín de Rojas en «El viaje entretenido», en referencia al que anda los caminos oficiando el arte de la suplantación y el engaño: esencia común del oficio del bululú, el ñaque, la gangarilla, el cambaleo, la garnacha, la bojiganga, la farándula, la compañía o la pipirijaina. Nombres distintos por distinguir con ellos el número de hombres y mujeres que pudieran componerlos y al repertorio en relación, más nunca para distinciones principales o básicas de su ser hambriento. Porque cualquiera de los mentados «está ocho días en un pueblo, duermen en una cama cuatro, comen olla de vaca y carnero, y algunas noches su menudo muy bien aderezado. Tienen el vino por adarmes, la carne por onzas, el pan por libras, la hambre por arrobas, haciendo particulares a gallina asada y liebre cocida».

La ocurrencia en cuestión la venden como novísima, aunque en realidad es un remedo «Serie B» del Castell de Perelada. Pero hay una diferencia esencial que, a mi modo de ver, constituye su enorme inconveniente: en Perelada el museo, la bodega, la biblioteca, el casino, el hotel, el campo de golf, los restaurantes y el propio castell, son propiedad privada. Y la organización, gestión y financiación del festival depende de la Associació Cultural Castell de Peralada, presidida por Carmen Mateu de Suqué, que representa a la propiedad. Allí van John Malkovich, Serrat, Zubin Mehta, Víctor Ullate… Aquí no se sabe quién vendrá, y además, Laboral es una infraestructura pública que debería convocar con criterios populares y democráticos.

Supongo que Mercedes Álvarez, consejera de Cultura, ya no dirá aquello de hace año y medio: «Laboral es un espejo de lo que queremos para Asturias»,’cause significaría que quiere una Asturias que, aun siendo de todos nosotros, la disfruten exclusiva y privadamente, élites económicas, ostentosas, con mal y anticuado gusto. Puede que esa privatización de espacios y lugares de titularidad pública sea legal, pero no por eso deja de ser un uso inadecuado, inmoral, de nuevos ricos, además de una horterada.

Creo que en este punto ya se acabaron los requerimientos y emplazamientos para que la Consejería de Cultura y Turismo, titular de Laboral, junto a la gente del teatro asturiano (a través de sus asociaciones representativas), se ponga de acuerdo para dotar de actividad al primer y único teatro autonómico, en su natural perspectiva de difundir, fomentar, desarrollar y exhibir las artes escénicas hechas en Asturias. A mi juicio se acabaron las contemplaciones, ahora de lo que se trata es de «okupar Laboral». Los profesionales de las artes escénicas, los amateurs, la crítica y todo el que se considere a sí mismo público teatral tendría que «Okupar el patio de la Laboral» y empezar a programar piezas, escenas, músicas, acciones, canciones, talleres…, lo que sea, y dejarse de puñetas. Ya está bien. Ya valió.

(Tiráu de la inefable LNE)

La llaboral’tis un mundu máxicu, una de tantes realidaes máxiques qu’hai n’Asturies, nesta Asturies. Cuando asomes el focicu nel edificiu franquista pués entar y sentir una triba d’Aleph, un llugar de pantasía, cómo l’Aleph de Borges.


Actu Segundu:

Tenemos un RIDEA… y queremos tresformalu nun CEA.

La verdá que’tis sorrealista. Talamente. El RIDEA, una institución que mete miéu pal cuerpu.

Dempués de cha-y un mirar al artículu y lleelu despaciu, nun me queda otra qu’apoyar la iniciativa: claro que yo tampoco soi miembru d’aquella institución pseudocultural.

Pero foi’l RIDEA un de les instituciones más antiasturianistes qu’hebo dende los años 80 del sieglu XX n’Asturies; col patronalgu del Principáu y de la Conseyería de Cultura; el RIDEA había que lu lliquidar… o por supuesto, refacer.

Xente crítica pa cola Universidá d’Uvieo, pa cola ALLA, pa col Gobiernu d’Asturies (y toi falando especialmente pol tema asturianista, lo puramente asturiano: llingua, folclor, etnografía, hestoria, arte, socioloxía, derechu y otres disciplines d’estudiu, de temes asturianos) pero perpoca xente tien palabres pa la más reaccionaria y belixerante antiasturianista: El RIDEA.

Les demás instituciones son asturinistes, colos sos fallos, los sos aciertos y les sos llagunes, que puedan tener si les tienen; pero hai un continuum, un querer, un enfotu. Nun voi dicir yá de l’ALLA, que tien clara vocación; sinon del Gobiernu d’Asturies ( l’alministración puramente asturiana; lo que’tis la parte política… vamos dexalo a prau), o la Universidá, confiemos que vaiga la cosa a más tamién.

Pero’l RIDEA siempre tevo ehí, pa frenar cualquier avance o estudiu seriu’bout temes asturianos. Nunca tevo a l’altor de les circunstacies por exemplu col idioma; siempre punxo trabes, nunca foi homologable’l so trabayu (vaya, insultantemente enfrentáu) a los similares Institut d’Estudis Catalans o Sociedad de Estudios Vascos.

Eso sí, siempre tevo la so puntual dotación económica del presupuestu del Principáu. Tamién de la Deputación franquista, pero eso sedría lo esperable. Pero d’una autonomía… y con un estatutu d’autonomía aprobáu democráticamente…


En fin. Pa lo cultural, esto’tis Asturies nes dos vertientes: la cultura más universal (como a los políticos-ys presta dicir), un negociete escuru. La cultura llariega (forgaxa, nun lo dicen, pero de xuru-ys preste asina) en manes de la vieya guardia de la Deputación Franquista.