Qué Cascos’tis un cacicón o va selu, como lo son PPSOE,’tis una verdá que va tar a piques yá de cumplise.

Agora Franquito sal cola cosa de qu’unvió una carta a CaxAstur mandando nun sé que de ser una “fundación pública tutelada por el Principado”. ¿Y entós que’tis ho?

Una Caxa d’Aforros ’tain’t otra cosa qu’eso, una ente fundacional, una fundación, con un patrimoniu, un volume negociu y participaciones n’empreses, que furrula al final como un grupu empresarial, pero con un llabor social, una obra social, marcada nos sos estatutos de fundación.

Pero claro, Franquito anda a ver si saca’l so campanu particular,’cause lo d’él’tis’l ríu, y nun s’entera qu’hai una Llei de Caxes que sacó alantre’l Congresu Diputaos de la so querida (sic) “Nación Española”.

Por cierto, Franquito nin dixo nin sigui ensin dicir -y yá lo veréis- que nun dira una palabra n’asturianu, nin va falar n’asturianu, que’tis cosa que tien a gala (nun falar esta llingua, a la que per otru llau quier muncho).

Pero ehí ta la cosa; faló Franquito y callen los presentes,’cause él sabe, que’tis de los del réxime; vaya, un poco desfarxoletáu, pero del réxime, que bien lo conoz, y sabe como furrula la cosa.

Conque sal la noticia de que quier que CaxAstur nun sé qué, pero da igual, la fusión de les Caxes d’Aforros yá ta decidía,’tis una pérdiga tiempu y tar a la busca de sensacionalismu falar d’ello. Que taba meyor regando ocalitos, que piden muncha agua.

Rescampla qu’agora Franquito sía amigu de que’l sector públicu participe y tutorea la economía, cuando ¡mao! vien del PP.

¡¡¡Qué trés pates pa un bancu, nunca meyor dicho, PPSOEFranquito!!!

Advertisements